LITURGIA DE LA SEMANA 39

Del 26 de septiembre al 2 de octubre de 2.016



26 Lunes - Job 1,6-22; Sal 16; Lc 9,46-50.

27 Martes - Job 3,1-3.11.16.12-15.17.20-23; Sal 87; Lc 9,51-56.

28 Miércoles - Job 9,1-12.14-16; Sal 87; Lc 9,57-62.

29 Jueves - Dn 7,9-10.13-14; Sal 137; Jn 1,47-51.

30 Viernes - Job 38,1.12-21; 40,3-5; Sal 138; Lc 10,13-16.

01 Sábado - Job 42,1-3.5-6.12-16; Sal 118; Lc 10,17-24.

02 Domingo - Hab 1,2-3; 2,2-4; Sal 94; 2Tim 1,6-8.13-14; Lc 17,5-10.



ORACION DE LA SEMANA

Querido Angel de la Guarda, por la misericordia de Dios me has sido dado para que seas fiel compañero de mi destierro en este mundo. Te honro y amo como amigo devoto a quien Dios ha encomendado el cuidado de mi alma inmortal. Te doy gracias de todo corazón por tu amor y constante cuidado de mí.

Queridísimo amigo-Angel, te pido me guardes y protejas a mí, pobre pecador. Guíame por el camino de la vida. Amonéstame contra cualquier ocasión de pecado, llena mi alma de saludables pensamientos y decidido ánimo de practicar la virtud. Intercede para que yo participe de tu ardiente celo en el servicio de Dios y con devoción ame su divina voluntad.


Perdóname querido ángel por haber menospreciado con tanta frecuencia tus consejos y no haber hecho caso de tus consejos y no haber hecho de tus inspiraciones. Procuraré en lo futuro obedecerte con decisión y fidelidad. Tú sabes lo que vale mi alma a los ojos de Dios. No me permitas olvidar que fue redimida por la preciosa Sangre de nuestro Señor Jesucristo. Que ninguna mancha de pecado desfigure la belleza de mi alma, ningún mal pensamiento o acción me prive de la dignidad de hijo de Dios. No permitas que sirva de escándalo, ni sea ocasión de pecado para otros destruyendo así la obra que Cristo ha realizado en sus almas con su dolorosísima Pasión y Muerte.


Querido Angel Guardián, haz que yo disfrute de tu protección en este peligroso camino de la vida hasta alcanzar mi eterno hogar en el Cielo donde, en unión contigo y los demás Angeles y Santos, alabe para siempre la misericordia que Dios tiene conmigo. Amén.




AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

LITURGIA DE LA SEMANA 38

Del 19 al 25 de septiembre de 2.016



19 Lunes - Pr 3,27-34; Sal 14; Lc 8,16-18.

20 Martes - Pr 21,1-6.10-13; Sal 118; Lc 8,19-21.

21 Miércoles - Ef 4,1-7.11-13; Sal 18; Mt 9,9-13.

22 Jueves - Qo 1,2-11; Sal 89; Lc 9,7-9.

23 Viernes - Qo 3,1-11; Sal 143; Lc 9,18-22.

24 Sábado - Qo 11,9--12,8; Sal 89; Lc 9,43-45.

25 Domingo - Am 6,1.4-7; Sal 145; 1Tim 6,11-16; Lc 16,19-31.



ORACION DE LA SEMANA



Sagrado Corazón de Jesús, ven e invádeme completamente para que mis motivos sean Tus Motivos, mis deseos Tus Deseos, mis palabras Tus Palabras, mis pensamientos Tus pensamientos, después déjame entrar en lo más profundo de Tu Sagrado Corazón.
Anonádame por completo. Yo adoraré Tu Sagrado Corazón, desde el fondo de mi corazón. Prometo servir a Tu Sagrado Corazón con un fuego interior. Te serviré con celo, con más fervor que antes.
Soy débil pero sé que Tu Fuerza me sostendrá. No me permitas perderte de vista ni dejes que mi corazón se dirija hacia otro lado.
Yo buscaré sólo Tu Sagrado Corazón y Te desearé únicamente a Ti.
Sagrado Corazón de Jesús, hazme detestar todo lo que es contrario a Tu Santidad y a Tu Voluntad. Purifícame una y otra vez y no permitas que ningún rival permanezca dentro de mí. Desde hoy, estrecha los lazos de Amor con los cuales me has sujetado, y haz que mi alma tenga sed de Ti y mi corazón anhele de amor por Ti.
Sagrado Corazón de Jesús, no esperes más. Ven y consume todo mi ser en las Llamas de Tu ardiente Amor. Que todo lo que yo haga a partir de ahora sea únicamente para Tus Intereses y para Tu Gloria, sin buscar nada para mí.
Yo Te consagro mi vida a Ti y, a partir de hoy, quiero ser el esclavo de Tu Amor,
la víctima de Tus Ardientes Deseos y de Tu Pasión, un bienhechor para Tu Iglesia, y el juguete de Tu Alma. Haz que mis actitudes se asemejen a las de Tu Crucifixión, a través de la amargura que experimentaré ante la sordera de las almas y al verlas caer. Concede a mi alma todo lo que ella pueda soportar.
Sagrado Corazón de Jesús, no me niegues Tu Cruz, como el Padre no Te la negó a Ti.
Detén mis ojos, mis pensamientos y mis deseos para que sean cautivos de Tu Sagrado Corazón. Soy indigno y no merezco nada, pero ayúdame a vivir mi acto de consagración
siéndote leal, invocando incansablemente Tu Santo Nombre. Haz que mi espíritu rechace todo lo que no seas Tú.
Sagrado Corazón de Jesús, haz soportar a mi alma, más que nunca, las Señales de Tu Cuerpo, para la conversión de las almas. Yo someto voluntariamente mi voluntad a Tu Voluntad, ahora y siempre.
Amén.




AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.